Historia


La Hermandad de la Santisima Virgen de la Misericordia fue fundada en el año 1985 por un grupo de jovenes de la Parroquia de San Pedro Apostol, todos ellos animados por el coadjutor de dicha parroquia, el padre claretiano Reverendo Javier Blazquez Flores, al ver que hacia falta en Ciudad Real una Hermandad en la cual se forme el caracter de todos aquellos niños y jovenes que desean convertirse en cofrades, casi siempre ligado a personas mayores ademas de tener una oportunidad para atraer a los jóvenes a la fe cristiana, la catequesis viva de la religiosidad popular, entendida desde el punto de vista de la Iglesia. Por ello y con la ayuda de los catequistas de la Parroquia de san Pedro se crea la hermandad, siendo su primer hermano mayor Diego Lozano y entrando como primeros hermanos la cantidad de 90 cofrades. En los primeros estatutos de la hermandad se indicaba que sería un vivero de jovenes aficionados a la Semana santa, con edades comprendidas entre los 8 y los 18 años.

La Hermandad fue la primera fundada, desde que lo hiciera la ultima a mediados de los años 60, como fue la Hermandad de la Santa Cena. La primigenia idea era una virgen chiquita, portada por un paso pequeño y llevada a hombros por niños de la parroquia. Pero muchas veces una cosa es lo que piensas y otra lo que Dios te tiene preparado.

Desde ese momento se empezó a trabajar en dos campos, uno la organización y trámites para su aprobación como agrupación privada de fieles, y otro encontrar los medios económicos suficientes para poder adquirir el trono y sobre todo la imagen titular. En ese momento, Romy García se ofrece para donar la imagen titular, la cual encargaría ella . Así se hizo, ella se encargó de contactar con el imaginero D. Joaquín González García, que firma sus obras como Juan Ventura, el cual desde un primer momento y con los consejos de la citada señora, consiguió sacar de su buril y de su maza una bella imagen digna de Nuestra Hermandad.


Una vez acabada dicha imagen, en viaje desde Sevilla a Córdoba en transporte público, y en transporte privado desde Córdoba a Ciudad Real, llega la imagen de la Stma. Virgen de la Misericordia, expuesta en la Cuaresma de 1986 en la Exposición de Arte Religioso de Ciudad Real. Al llegar a la capital de la Mancha esta Dolorosa Niña, enamorando a todos los que la pudieron contemplar en aquellos momentos, todo fueron parabienes a la imagen titular de esta Hermandad.


El trabajo de la primera Junta Directiva, Dirigida Por el Padre Javier Blazquez, y siendo su Primer Hermano Mayor Diego Lozano, joven con fuerza y garra, fue inaudito. En menos de 6 meses, consiguieron la cantidad ingente de 90 hermanos, los cuales casi en su totalidad fueron hermanos de túnica que en la primera salida procesional de la Hermandad, acompañaron a nuestra Stma. Titular. Eran momentos de ilusión en los cuales todos eran  jóvenes y con ganas de crear una hermandad señera en nuestra capital y en nuestra Semana Mayor como así ha sido durante estos años.


El 14 de Octubre de 1985, cuando en pleno celebrado por la Asociación de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Ciudad Real, aprueba los estatutos remitidos por los responsables del proyecto, dando comienzo una andadura bastante importante. Anteriormente se empezaba a oír la presencia, novedosa en demasía, de nuestra hermandad, así quedando reflejado en el Diario Lanza del día 3 de Mayo de 1985.


Se diseñaron los atributos de la Hermandad. Un primer y sencillo estandarte, pintado su lienzo por la artista ciudadrrealeña, Sra. Almansa Bustamante. La túnica de los hermanos sería diseñada por la Junta de Gobierno primitiva, siendo esta la que existe en la actualidad, la cual se compone de capillo alto color rojo eminencia, túnica blanca de algodón, sandalia franciscana y calceta blanca, todo ello adornado simplemente con un cíngulo granate. Y la túnica de los portadores de trono era similar sustituyendo el capillo por verduguillo del mismo color.

Una de las notas que identifican a nuestra Hermandad, es el báculo que portan los hermanos en la Estación de Penitencia. Se llama cayado peregrino, componiéndose el mismo de una vara de madera barnizada, adornando el mismo varias vueltas de cuerda de pita en su extremo posterior.

Entre otros, todos aquellos que dieron a luz a la idea de una nueva hermandad de Semana Santa en nuestra capital, hicieron un esfuerzo denodado por hacer crecer su idea, aunque en momentos pudiera abatirlos el desconsuelo por tan grande hazaña. Los primeros componentes de la Junta de Gobierno eran:

  • Hermano Mayor: Diego Lozano Ruiz.
  • Vicehermano Mayor: Juan Carlos Fernández Ferrera.
  • Secretario: Luis Galiano Bermejo.
  • Tesorero: Diego Lozano Pavón.
  • Consiliario: Javier Blazquez Florez.
  • Vocales: Antonio Martín López, Mª de las Nieves Adrados Torres, Mª del Carmen González Galán, Mª Eugenia Martínez Criado.








Con posterioridad se añadieron, Romy García y Evaristo Martín. La primera asamblea se celebra en los salones del Colegio San José de Ciudad Real. También fueron muchos los alumnos del Colegio Hermano Gárate, los que entraron a formar parte de nuestra Hermandad, del Instituto Santa María de Alarcos. 


Poco a poco fue tomando fuerza la Hermandad. Una mañana de primavera se convoca a algunos hermanos que por su edad puedan portar el trono de nuestra titular. Eran un grupo de unos veinte jóvenes, los cuales fueron hasta una herrería de la Barriada de los Angeles, en el cual se hizo la estructura que en un futuro muy cercano sería el trono que saldría procesionando por Ciudad Real. En ese momento no se reparó que había una cosa mas que nos diferenciaba de los demás. Entre esos primeros portadores se encontraban las primeras mujeres costaleras de nuestra ciudad, a las cuales debemos mucho, sobre todo por su valentía y tesón, lo que se vio recompensado por una total naturalidad en su aceptación dentro del grupo. Ellas eran Mª del Prado Murcia Peco, Elena Iñiguez Mancebo, Almudena Cabildo y Conchi. Estas mujeres formaron parte de la primera cuadrilla mixta de España


Entre ensayos, incluso a tempranas horas de la mañana, llega aquel Miércoles Santo en la Iglesia de San Pedro, del año 1986. Era un paso pequeñito, en madera lacada de color verde, varales de hierro negros y apliques en dorado. Sencillo, adornado con faldones de panilla granate, adornado con el escudo de San Pedro. Al volver la vista hacia lo alto, se pudo ver por primera vez la imagen de nuestra titular en el lugar que en ese momento merecía. Una imagen de ojos limpios y grandes, marcado su rostro por unos labios carmesí, con un pequeño hoyuelo en la barbilla. 


Las manos imploraban misericordia a todos los que la contemplaban. Entre nervios, pudo la Hermandad salir a la calle aquel Viernes Santo, marcando lo que ha sido una tradición desde aquel día. La salida por la Puerta del Sol de la Iglesia de San Pedro, desde aquel momento se apreció que el nombre de la misma era acertado. Todos los Viernes Santo, haya estado nublado o haya estado despejado el tiempo, la salida de nuestra Titular ha venido adornada por un rayo de Sol. 


Ese primer año, como todos los  siguientes, nuestra Titular fue acompañada por el BHELA-1, Batallón de Helicópteros del Ejercito de Tierra, acuartelado en la ciudad calatraveña de Almagro. Desde ese momento fueron nombrados Hermanos Mayores Honorarios, demostrando al mismo un cariño sin par, hasta el día de hoy, entre sus mandos y soldados. 


El trono es reformado en el año 1988, por su antiguo decorador, el ebanista D. Vicente Palencia, el cual en su taller enclavado en el corazón del Barrio del Perchel, uno de los mas castizos de la ciudad, en su Cruz Verde como era llamada esa confluencia de calles. 


Pasa a ser un trono portado por varales por fuera, de madera vista, adornado por cuatro medallones en cada cara del trono, con el escudo de San Pedro, y dos cayados peregrinos cruzados en otros. Se cambian los faldones del mismo y se adquiere en la localidad Sevillana de Brenes un manto de terciopelo granate, sencillo y austero, rebordeado de puntilla en hilo de oro, sustituyendo al antiguo. 


También en estos años tanto los enseres de la hermandad como el ajuar de nuestra titular va a engrandeciéndose siempre dentro de la austeridad marcada por nuestros estatutos y carácter. En aquellos años se adquiere un nuevo lienzo, donado por el  pintor ciudadrrealeño Francisco Carrión Arenas, que representa la imagen de Nuestra Señora. También se adquiere una diadema labrada, de maravillosa factura, que ha seguido procesionando hasta la Semana Santa del año 2000, en la que ha sido sustituida por una corona de maravillosos labrados, realizada en los talleres de Manuel de los Ríos, en Sevilla. 


Con el mandato de D. Enrique Rodríguez Balcazar, se plantea uno de los momentos mas delicados dentro de la historia de la Hermandad. 

En la junta general celebrada unos dias antes de la Semana santa del año 1988 se acuerda modificar los estatutos no poniendo limite de edad para el ingreso y permanencia en la misma, durante el mandato de Don Enrique Rodriguez Balcazar y aprobados por el obispo, Don Rafael Torija de la Fuente.

Hacia el año 1988, la dueña de la primera Virgen, decidio no volver a dejarla para realizar la estacion de penitencia, se tomó el acuerdo en Junta de Gobierno, el encargo de una nueva imagen al mismo escultor, D. Juan Ventura, que se asemejase lo mas posible a la primitiva. Por ello en el año 1989, procesiona la nueva imagen, de bella factura, en la línea del imaginero sevillano, la cual supuso un nuevo empuje a todos los que componemos nuestra hermandad.  


         

Hacia el año 1997 se hace notar la falta de portadores para el trono durante los ensayos y la necesidad de variar la forma de portarlo, siendo un proyecto que debido a los pocos ingresos que las hermandades de Semana Santa tienen, debe ser a largo plazo. Después de un estudio minucioso de las características técnicas y económicas, la Junta de Gobierno propone a los Hermanos el cambio del mismo, siendo aprobado en la Asamblea General. Una vez aprobado el mismo, se ponen en contacto con los Talleres Orfebrería Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava, donde se realizan las parihuelas y la peana labrada del paso nuevo. Se cambia la forma de ser portado de varales exteriores, a trabajaderas interiores, llevado por una cuadrilla mixta de costaleros. 


Durante el mandato de Jesus Medina se consigue difundir la Hermandad fuera de las fronteras de nuestra ciudad, y a través de una llamada realizada a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Misericordia y Santa María del Gran Poder de Málaga, se nos pone en contacto con el organizador de ese año, corría el año 1996, del encuentro de Hermandades Misericordias de Andalucía, a celebrar el ultimo sábado del mes de Enero de 1997, en la preciosa ciudad sevillana de Osuna. 


Desde su entrada en el Templo Parroquial de San Pedro allá por el año 1988, estando primero en la capilla de la espistola, llamada en siglos anteriores Capilla del Cristo de San Pedro, y luego trasladada a la capilla del lado del evangelio, solo ha variado temporalmente una vez de situación, debido a las obras de restauración del templo, residiendo la imagen durante unos meses en la capilla del Convento de las Madres Siervas del Corazón de María de Ciudad Real, en la Plaza de San Francisco. Fue trasladada allí a hombros de sus costaleros en solemne Rosario de la Aurora en el mes de Mayo del año 2000, volviendo meses después a su capilla donde en estos momentos está expuesta al culto. 

 

En la corta historia de la Hermandad, los cofrades han podido conocer varios Hermanos Mayores que, desde su fundación en 1985 han sido los siguientes: 

HERMANOS MAYORES DESDE SU FUNDACIÓN 
  • 1985-1986 D. Diego Lozano Ruiz. 
  • 1986-1988 D. Juan Carlos Fernandez Ferrera. 
  • 1988-1992 D. Enrique Rodríguez Balcazar. 
  • 1992-1993 D. Manuel López Luengo. 
  • 1993-1995 D. Francisco Hernandez Soriano. 
  • 1995-1996 Dña. Mª del Prado Murcia Peco. 
  • 1996-2001 D. Jesús Medina Serrano. 
  • 2001-2003 D. Alejandro Simón Castillo. 
  • 2003-2006 D. Rubén Rodríguez de Guzmán López. 
  • 2006-2008 D. Pablo Rodriguez Díaz. 
  • 2009-2016 D. Juan Salcedo López.
  • 2017-actualidad D. David Casero Expósito como gestor 

Tambien desde aquella primera salida procesional el Trono de la Santísima Virgen de la Misericordia ha contado como capataces a distintas personas, que con dedicacion y entrega han formado parte de esa mágica salida a las calles de Ciudad Real de cada Viernes Santo. Estos son: 



CAPATACES DE TRONO 


  • D. Diego Lozano Ruiz. 
  • D. Juan Carlos Fernandez Ferrera. 
  • D. José Ramón Bastante Madrid. 
  • D. Alejandro Simón Castillo. 
  • D. Pablo Rodriguez Gamarra
  • D. José Antonio Santa - Cruz Blanco.
  • D. Fco José Morales Gómez. 
  • D. Jesús Medina Serrano.
  • Doña Carmen Mª Novalbos Blasco
Como ya se explicó anteriormente, la Hermandad ha sido fruto del empeño del Padre Claretiano Javier Blazquez que, sin interes alguno pasó a ser el primer consiliario que tuvo nuestra Hermandad. Después de él llegarían a ocupar su cargo otros sacerdotes pertenecientes a la Parroquia de San Pedro. Por orden cronológico son:



CONSILIARIOS 
  • D. Javier Blazquez Florez. 
  • D. Enrique Galán Ruedas. 
  • D. Bernardo Torres Escudero. 
  • D. Manuel León Nieto. 
  • D. Miguel Angel Jimenez Salinas.
  • D. Alfonso Cabezuelo Cano.